¿Cómo afecta el conocimiento del DAFO en tu comunicación empresarial?

Recientemente, me he encontrado, que varios clientes con los que estoy comenzando a trabajar no tenían mucho conocimientos sobre esta herramienta. El DAFO.

De cierta forma es una sorpresa para mí, encontrar que alguien que lleva varios años al frente de una empresa no conoce nada sobre este tema.

Hoy sigue siendo increíble para mí ver varios profesionales y empresarios con 15, 25 y hasta 30 años al frente de un negocio sin tener ni la más remota idea de qué significa esto. Tanto es así, que les está causando un hueco en sus negocios que ya están comenzando a percibir. Sobre todo, en momentos de crisis o pandemia. Es cuando todo comienza a tambalearse.

Estos profesionales, no saben que sus probabilidades de exponerse al fracaso es mayor que la de su competencia.

Para darle solución a eso, os hablaré en este post sobre algunas cosas a tener en cuenta.

Comunicación empresarial y DAFO

Lo primero es que entiendas que el DAFO o FODA es parte inseparable de las empresas, los emprendimientos y todos los negocios. De hecho, incluso en la vida personal y profesional.

Aunque reconozco y sé que al principio muchas de estas cosas no se tienen en cuenta en los negocios. Muchas veces por desconocimiento. Otras veces por descuido.

¿Qué tener en cuenta para crear una comunicación eficaz en mi negocio?

Cuando hablamos de comunicación, debemos incluir todo. Y me refiero a: lo que escribimos, hacemos, publicamos en redes sociales, exponemos en una reunión con un cliente, etc. En fin, cualquier forma de decir algo, sea verbal, en forma de texto o visual.

Entonces, ¿qué afecta la comunicación de un negocio o empresa?

Te lo cuento muy simple. Y lo voy a dividir en “Comunicación empresarial” y “Comunicación personal”.

Así lo entenderás mejor, ¿verdad? Sigamos entonces.

Comunicación Empresarial versus DAFO

Si retomamos el significado del DAFO, tenemos que dividirlo en 2 partes. La parte buena y la otra no tanto. Es decir:

  • Fortalezas y Oportunidades (la parte que yo llamo buena), y,
  • Amenazas y Debilidades (la parte menos buena).

Aquí viene la parte que muchos se lían. Pero lo veremos con una parte de un ejemplo.

Deja un comentario